La obra Violeta de Teatrapo, una lucha por la libertad en el Teatro de Zafra

Violeta, pasión por la libertad se representó el pasado sábado en el Teatro de Zafra,  comonpvioletateatrapo parte de la programación organizada desde el Ayuntamiento de Zafra con motivo del 8M, Día Internacional de la Mujer.

La obra de Teatrapo es un alegato a la libertad, un delicado viaje, con texto de Miguel Murillo y José F. Delgado, dirigido por Eugenio Amaya. La sincera y poderosa interpretación de María Lama arropada por Juan Carlos Guajardo y Ana Rodríguez dejó a los espectadores sobrecogidos en un despliegue de teatro visual, danza y sensaciones.

Violeta es la mujer que lucha por su libertad, la mujer que pelea por el futuro de sus hijos, Violeta es la mujer que es dueña de su cuerpo y de su vida, es cada una y todas las mujeres a la vez.

María del Carmen Cabello, concejala de Bienestar Social e Igualdad expresó que la obra se adentra y condensa en lo que realmente siente la mujer en algún momento de su vida; tocando el tema de la violencia de género, la sensibilidad artística. “No es el colofón de las actividades pero sí es el plato fuerte de la programación que se ha elaborado para este 8 de marzo.” Recordó así mismo que el próximo 25 de marzo en el Rincón de Ruy López en el Parque de la Paz tendrá lugar de 12 a 14 horas, una exhibición de ajedrez a cargo de Clara Gallego Sosa, ajedrecista emeritense de 20 años perteneciente al Club Magic de Extremadura, con partidas simultáneas con deporte base y personas aficionadas al ajedrez. 

Por su parte Rosa Monreal, concejala de Cultura, remarcó el buen hacer de la compañía y resaltó la programación organizada desde la Concejalía de Bienestar Social e Igualdad animando a participar en las actividades que aún quedan por celebrar y se mostró contenta por la acogida con medio aforo del teatro lleno.

Violeta es ganas de vivir, ganas de volar. Violeta nos insta a que si nos duele la vida, se lo digamos al mundo. Con su maleta cargada de recuerdos, con el legado de su familia, se abre a un mundo hostil pero sin límites en el que volar, en el que bailar, ya que Violeta danza porque es libre y es libre porque danza.  

Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en FacebookCompartir en Twitter