El Ayuntamiento tapia el edificio de la calle Convento que tanta problemática había causado a los vecinos

La Policía Local, la Guardia Civil y operarios municipales procedieron ayer al cierre de las 40 viviendas

 

    El alcalde de Zafra José Carlos Contreras ha dado a conocer que, después de muchasnptapiado gestiones, el Ayuntamiento ha podido tapiar el edificio de 40 viviendas de la calle Convento que tanta problemática venía causando entre los vecinos de la zona. Una finca que dejó de construirse durante la crisis, que no se había cerrado en su momento y que estaba en situación de siniestro.

    Contreras ha explicado que en los últimos meses se ha reunido en varias ocasiones con los vecinos del entorno, que le trasladaron su preocupación y desasosiego porque el edificio estaba siendo utilizado para actos vandálicos por parte de niños menores de edad y jóvenes. Además del vandalismo se deban situaciones de inseguridad, ya que los chavales corrían por los tejados de un edificio de tres plantas. “Los vecinos de la zona no podían ni estar en sus patios porque les tiraban colchones, cigarros encendidos e incluso tuberías”.

El alcalde ha dado a conocer todas las pesquisas que ha sido necesario realizar para poder finalmente dar una solución al problema. En primer lugar había que averiguar de quién era el edificio y después de mucho tiempo se supo que el Banco Malo había llegado a un acuerdo con un un constructor de un pueblo de Sevilla. “Nos pusimos en contacto con él y nos dijo que si se cerraba el edificio sería él quién lo hiciera y entonces nosotros le anunciamos que iríamos a los tribunales”.

El Ayuntamiento de Zafra consultó con una jueza que les informó de que no podía hacerse nada sin los permisos pertinentes porque era una propiedad privada, pero se realizaron gestiones con la Junta de Extremadura y la Delegación del Gobierno y “después de muchas llamadas conseguimos que el constructor nos diera el permiso para cerrar nosotros el edificio, pero por cuenta del Ayuntamiento, que él no se hacía cargo de ningún coste”.

José Carlos Contreras ha dicho que el Equipo de Gobierno se planteó hacerlo por cuenta propia, con cargo a las arcas municipales a pesar de que debería haber sido el propietario del edificio quien lo hiciera, porque se quería salvaguardar a los vecinos y garantizar la seguridad de los chicos, muchos menores de edad. Para proceder al tapiado se contó en primer lugar con la colaboración de la Policía Local y la Guardia Civil, ya que había que descartar que alguna vivienda pudiera estar habitada. “Les agradezco su colaboración, así como la implicación de los trabajadores de los Servicios de Mantenimiento, de Obras y de Electricidad”,dijo.

La semana pasada estas fuerzas de seguridad fueron al edificio y comprobaron todas las viviendas. Había cinco de ellas que estaban cerradas y se veían cables de enganches de luz. Y ayer, día en el que se procedió al cierre de la finca, se personaron en la calle Convento agentes de la Policía Local y de la Gaurdia Civil, el alcalde de Zafra y los operarios municipales para abrir todas las viviendas y, una vez cerciorados de que no había nadie, tapiar el edificio. “Teníamos que hacerlo en ese mismo momento para que no se entrara nadie”.

El alcalde se ha mosmtrado muy satisfecho de haber podido finalmente dar una solución a esta problemática y ha lamentado que los trámites se hayan alargado durante tanto tiempo “pero ha habido que hacer muchas gestiones y llamadas y pedir muchas autorizaciones porque todo había que hacerlo según las leyes. No siempre se puede solucionar todo lo rápido que desearíamos”.

Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en FacebookCompartir en Twitter