Audio Guía

 

Hacia 1428-30 se empezó a construir este convento franciscano de Santa Clara, junto a la calle Sevilla, por orden de D. Gómes Suárez de Figueroa y Doña Elvira Laso de Mendoza (condes de Feria)  cuyos sepulcros (relacionados con el artista Egas Cueman) aparecen en un lado de la cabecera del templo (capilla mayor finalizada en 1454). Al parecer, el edificio fue reedificado en el s. XVII. Hace tan sólo unos años, al convertirse en museo parte de dicho convento, fueron restaurados, entre otros, símbolos heráldicos, de la orden y el jarrón de azucenas (del escudo de la ciudad) y colocados en uno de los pórticos de acceso por la citada calle. En el interior destacan las estatuas  funerarias referidas y el cenotafio de García Laso de la Vega (hijo de los primeros condes, colocado también en la cabecera), muerto en la toma de Granada (obra del s. XV). También, en el lado de la epístola se halla la capilla funeraria del segundo duque de Feria, construida hacia 1616. En el retablo principal (de 1670 y del ensamblador Alonso Rodríguez Lucas)  destaca la talla de Nuestra Señora del Valle (obra, al parecer, del s. XV) en alabastro portando al niño Jesús. También es sobresaliente una sillería (dentro de la clausura) del s. XVI y una talla de un Cristo amarrado a la columna, de 1775, del escultor Blas Molner. El edificio, al igual que su museo, alberga varias figuras religiosas, reliquias (lignum crucis del s. XVII) símbolos y objetos de arte sacro, como el llamado “terno de las águilas”, la cruz procesional y los ciriales de plata y ébano. Todo el inmueble fue declarado Monumento Nacional en 1984.

 

Compartir esto
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
X