Audio Guía

 

Levantada para sustituir la vieja iglesia que se hallaba en la actual Plaza Grande, sufrió numerosos altibajos en su proceso constructivo que no mermaron, sin embargo, su unidad espacial y estética, dentro de un gótico tardío. Se iniciaron las obras en 1527, a iniciativa del tercer conde de Feria, y se abre al culto, aunque sin terminar, en 1546. La construcción prosiguió hasta su culminación allá por la última década del siglo XVI. En 1609 es erigida en Colegiata, construyéndose una nueva sacristía y la sala capitutar. Fueron Maestros Mayores de la fábrica Juan García de las Lieves y su yerno, Andrés de Maeda. La planta constituye una sola nave, con capillas entre los contrafuertes y coro alto a los pies, crucero poco saliente y ábside ochavado. En su interior destacamos el retablo barroco de la Virgen de  Valvanera (sufragada por comerciantes cameranos asentados en la villa) con pila bautismal (del año 1309, de la primera iglesia de la Plaza Grande). El retablo de la virgen de los Remedios, con nueve lienzos de Francisco de Zurbarán pintados en 1644 para el mercader Alonso de Salas Parra. Interesante es el órgano del s. XVIII. Por último, el retablo mayor barroco realizado entre 1656 y 1683 por Blas de Escobar y otros artistas y algunos objetos litúrgicos conservados en la antigua sacristía, como el cáliz rico y la custodia procesional. En el exterior la imponente gran torre-campanario en mampostería y ladrillo. A los pies se abre una bella portada de traza clásica y en mármol del año 1701.

 

Compartir esto
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
X