Audio Guía

 

Es, quizás, el recinto urbano más antiguo de la ciudad. La Plaza Chica,  fue el  primer  centro de la villa medieval, donde se situaba el concejo y el mercado. Su uso mercantil propició que fuese porticada tempranamente, excepto por uno de sus lados menores donde estaba el referido edificio del concejo. Era el lugar donde se celebraban los mercados semanales autorizados desde 1380, por lo que allí estaba el cuarto del almotacén, y además para comprobar las medidas de los géneros se grabó, a lo largo del fuste de una de las columnas, la llamada vara de Zafra /vara castellana de 0,83cm/. De planta rectangular, se rodea de blancas fachadas con soportales de  ladrillo enmarcados por alfices, excepto en el viejo edificio concejil transformado en el siglo XVIII. De gran interés son varias viviendas, alguna de ellas lucen decoración de arquillos gótico-mudéjar entrelazados. Esta plaza se comunica con la otra a través del Arquillo del Pan, en el que puede verse la diminuta capilla barroca de la Esperancita y la vara de medir comentada. Se trata, junto a la Plaza Grande, de un conjunto urbano considerado único en España.

 

Compartir esto
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
X