Audio Guía

 

La Plaza Grande era primitivamente el solar, el atrio y cementerio de la antigua parroquia de Santa María. A mediados del siglo XVI, el desarrollo mercantil  de la villa y el derrumbe de aquel templo propició que se fuera estableciendo un recinto espacioso y de soportales dedicado a las transacciones de comercio. Entre las casas que lo bordean destaca la que fuese casa natal del humanista Pedro de Valencia. En 1977 se procedió a una restauración que dejó a la vista los ladrillos  de los arcos que le dan un aire mudéjar.

 

Compartir esto
X
Ir al contenido