Los hogares positivos o en cuarentena con personas con COVID-19 deben seguir un procedimiento específico para desechar sus residuos.

 

Contenedor con tapa abierta

El Consorcio de Gestión de Servicios Medioambientales de la Diputación de Badajoz, Promedio, siguiendo la orden publicada ayer en el Boletín Oficial del Estado por el Ministerio de Sanidad, recuerda a la ciudadanía de los municipios consorciados cómo gestionar los residuos y separarlos para su reciclaje durante el periodo que dure el aislamiento por el coronavirus tanto en los hogares donde haya personas en cuarentena como en aquellos sin afectados.

Entre las medidas específicas adoptadas por el consorcio en los 98 municipios donde opera destaca la instrucción de dejar los contenedores de fracción resto (verdes) con las tapas abiertas durante este estado de alarma para reducir el contacto con el recipiente. Se recomienda, por tanto, a los usuarios y usuarias, dejar esa tapa abierta tras depositar sus bolsas. Los contenedores amarillos y azules sí deben permanecer cerrados como es habitual, ya que tienen agujeros para el depósito del material.

Domicilio sin personas con COVID-19

Según indicaciones del Ministerio, en los domicilios donde no haya ni confirmaciones ni sospechas de personas con COVID-19 se deben separar los residuos con normalidad, bien embolsados (nunca a granel), dentro del contenedor y atendiendo a la clasificación habitual: fracción resto (orgánico y material no reciclable, contenedor verde), envases de plástico, latas y briks (contenedor amarillo), papel y cartón (contenedor azul) y envases de vidrio (iglú verde), además del resto de opciones que pueda tener en las vías públicas cada municipio con el material textil o el aceite usado.

Por otro lado, la orden ministerial hace especial mención sobre los guantes y mascarillas de protección, recordando que ambos, sean del material que sean, deben ir siempre al contenedor de fracción resto (verde), ya que no son reciclables bajo ningún concepto.

Vivienda con persona con COVID-19

En el caso de viviendas donde haya una o varias personas con COVID-19, el portador del coronavirus, que debe permanecer aislado, debe tener dentro de la habitación una papelera de tapa y pedal donde depositar todos los residuos que genere sin separarlos por fracciones (bolsa 1). Para retirar la bolsa adecuadamente es necesario cerrarla de forma correcta y que la persona cuidadora del enfermo la meta, sin abandonar la habitación pero cerca de la salida, en una segunda bolsa junto con el material desechable empleado por ese cuidador: guantes, mascarillas, etc. (bolsa 2). Inmediatamente después se realizará una completa higiene de manos, con agua y jabón, al menos 40-60 segundos.

Esa segunda bolsa se depositará junto con los residuos del hogar de la fracción resto (bolsa 3). Es necesario que todas las bolsas se cierren correctamente y se depositen dentro del contenedor de fracción resto (verde), quedando terminantemente prohibido su abandono en la vía pública o en la base de dichos contenedores. Al finalizar, como siempre, se repetirá la higiene de manos.

 

Compartir esto
X